Sigueme

lunes, 21 de octubre de 2013

Salir o no salir esa es la cuestión

Hay un refrán en Madrid que dice que el tiempo aquí es: "9 meses de invierno y 3 de infierno". Como siempre, todos los refranes tienen siempre algo de razón, y parece que hemos entrado en esos 9 meses en los que se puede tirar una semana lloviendo.

Ayer, tocaba la salida dominical para muchos "sagrada", y más si no puedes salir entre semana (y eso que aún no hemos cambiado la hora), si no puedes salir entre semana esperas con ansia que llegue el domingo no solo por salir con la bici, también para compartir como ha ido la semana con los amigos.

Pero el domingo amaneció más oscuro que la boca de un lobo... Me levanté pronto para estar a las 9 en el punto de encuentro, pero viendo las nubes y el suelo mojado, no era un buen presagio, así que me puse al rodillo. Cuando llevaba 30 minutos, sms de Javi diciendo que en el tiempo ponía que a las 10:30 estaría escampando.

Y así pasó, a las 10:30 tres valientes salimos a darnos una vuelta en busca del sol perdido, que finalmente, encontramos. 62 km de desfogue para nuestras piernas y cabezas. La salida del domingo, ansiada válvula de escape de la rutina.

Aquí dejo la ruta: http://www.endomondo.com/workouts/260274252/2100079

Lo pasé un poco mal por el viento, a partir de Torres, daba de cara.

Esta semana dan lluvia del martes al sábado, así que tocará gimnasio y "rodilleo". Y esperar que el domingo haga bueno, me conformo con que haga sol.

viernes, 18 de octubre de 2013

Salida de ayer

No suelo poner muchas cosas de mis salidas, y menos sí es de un día laborable. Pero hoy me apetece hacer una excepción.
Ayer hice Agranda-Perales-Morata-Valdelaguna-Perales-Agranda.
No empecé con muchas ganas, lo reconozco, el plan era salir "sin dejarse el hígado" pero tampoco de paseo. En la carretera de Morata a Perales me pasó un grupo de 3 ciclistas, uno de ellos era una chica, pero no les costó mucho alcanzarme así que decliné su ofrecimiento de "pilar rueda". Ya en Morata encontré la carreterita que va a Valdelaguna sin perderme (todo un logro), la carretera es un constante sube y baja que lima las fuerzas sin que te des cuenta... la foto es de está carretera.
Ya en Valdelaguna metí plato y a rodar... me encanta este tramo :-) y para terminar... la desmotivante cuesta de Perales. No sé que tiene que se me hace eterna.
Bueno aquí de los datos del Endo http://www.endomondo.com/workouts/259196083?country=es&lang=en&measure=metric&o=course

miércoles, 9 de octubre de 2013

Muerte inesperada de un bidón

Mi bidón, el que me traje de Londres (vaya souvenir...) de una tienda de allí que cumplía 90 años
ha muerto de manera inesperada, digamos que la "arandela" que sirve para que el recipiente resulte más estanco ha decidido su "independencia" y se ha despegado de la tapa de bidón...

Así que me compré uno nuevo, que al parecer es "lo más de lo más"
Se supone que aguanta mejor la temperatura del líquido (ya sea frío o caliente) que un bidón normal pero con estas temperaturas aún no he tenido oportunidad de probarlo. Llama la atención que es un bidón tirando a ancho y de aspecto algo "tosco", que te hace dudar si va a entrar en el portabidón, para mi suerte mis portabidones son de aluminio, y se ajustan perfectamente al bidón sea como sea. La boquilla, para mi, que nunca he usado una mochila de hidratación, resulta curiosa parece el dispensador de un bote de kétchup. Eso tiene sus ventajas y desventajas, la ventaja es que es cómodo para beber y no deja "chorretones" en la bici; la desventaja es que es tan estanca que cuando queda poco líquido siempre tragas un poco de aire.
Otra cosa que llama la atención de la boquilla es que está es recubierta por otra de silicona transparente, y aquí me volví loca: "¿Esto se quita o no se quita?... a ver si me lo voy a cargar". La web de Camelbak me quitó la duda con un vídeo (dos chicos quue hablaban en un inglés demasiado rápido como para enterarte de todo...) "ah, se quita, y parece fácil"
 
... pues de fácil NADA, al final lo saqué poniendo el quicio de una cuchara en un borde... ya no sé si soy muy torpe o esto no sólo me pasa a mi...
 
Una vez limpiado el bidón, salí con la bici y probé a ver que tal, y muy contenta. El líquido sale con un "chorro uniforme" (que mal suena....), resulta bastante fácil coger el bidón y sacarlo, lo que me anima a beber más (confieso que muchas veces se me olvida beber, y luego me da una de mis pájaras...).
Bueno, aquí dejo un test más "profesional" http://www.amigosdelciclismo.com/noticia.asp?id=8102