Sigueme

jueves, 15 de diciembre de 2016

De vuelta...

Ahora que mi "querubín" tiene más de un mes y yo he pasado el ok de la matrona por la cuarentena ¡ya puedo volver a pedalear! Todo un premio para este primer mes tan duro... (y esto no te lo dice nadie)


Me encuentro como cuando busqué información sobre el embarazo y ciclismo, mucha diversidad de opiniones... y si encima das lactancia materna, la cosa aún se complica más... que si cambia el sabor de la leche y no les gusta a los bebés, que se puede reducir la cantidad de leche,.. El caso es que según parece científicamente no hay nada demostrado y contrastado, se hicieron dos estudios y en cada uno dio un resultado distinto https://mammalia.info/las-madres-lactantes-tambien-podemos-correr-comer-y-correr-marzo-2014/


De momento lo que hago es tras dar el pecho, es bajarme corriendo al trastero y hago una hora de rodillo sin pasarme de 75% de la FC Max, y subir corriendo a casa porque tengo que volver a dar de comer (con la sensación de que me está esperando porque le gusta la leche con endorfinas...).
Aún es muy pequeño para meter biberones y como la lactancia es a demanda pues cada dos horas más o menos pide... con lo cual lo de salir a la calle aún nada...

Y ahora vuelvo a pedalear sola...

Bueno, tras estar pedaleando teniendo "compañía" hasta el último mes de embarazo, puedo sacar mis conclusiones:
  • Ganancia de peso: 10 kg
  • Se está mucho más ágil (de esto no te das cuento hasta que vas a las clases preparto)
  • Menor retención de líquidos
  • Se duerme mejor
  • Parto más corto (usé homeopatía y unos ejercicios que también harían algo...)
  • Recuperación más breve
Desde luego lo recomiendo siempre que seáis ciclistas habituales y no os diga lo contrario el médico

viernes, 19 de agosto de 2016

Sigo pedaleando

Bueno,  estos meses he seguido dándole al rodillo. Con los análisis en la mano puedo decir que tengo todo bien (solo un falso positivo en la prueba del azúcar), he conseguido controlar el peso (7.7 kg hasta ahora), sin dolores de espalda, sin hinchazón de piernas (y eso que es verano),.. También me siento con mejor resistencia para el día a día

Con la experiencia de estos meses puedo dar una serie de consejos para las que estén en la misma situación:


  • ¿Por dónde salgo? Pues depende de dónde vivas, si tienes la suerte de vivir en un sitio plano donde haya un paseo marítimo o una carretera en buen estado donde no haya tráfico puedes plantearte pedalear en el exterior. Eso si, si te vas a "picar" hasta con el abuelete que lleva la bici de paseo con la cesta de la fruta en la parrilla de la bici, mal vamos.


  • Adapta la bici. En mi caso hasta el cuarto mes no tuve que hacer ningún apaño, pero a partir de ahí la tripa me molestaba y tuve que buscar una solución, que fue poner una caja de cartón sobre el manillar y los escaladores con ello subo la altura de las manos y se va más erguida sobre la bici. Está fue mi solución para el rodillo, si pedaleas en el exterior tendrás que adaptar la bici o usar otra bici mucho más cómoda (bici de paseo e incluso plegable).






  • No comerás por dos pero si beberás por dos... Si en el rodillo normalmente ya se suda como si estuvieras en una sauna (al igual que en las saunas hay que llevar una toalla) pues ahora se suda más, es recomendable tener dos bidones de agua y a mano... me explico, los portabidones pueden quedar un poco a "desmano" por la tripa y resulta incómodo. Lo mejor es tener una mesita al lado.



  • El ventilador no es solo cosa de Marilyn Monroe.  Indispensable en verano para mantener la habitación a una temperatura estable, si tenéis la suerte de que es invierno lo mismo con la brisa invernal que entre por una ventana abierta es suficiente, pero cuidado con los resfriados.


  • Usa ropa ciclista que no tengas mucho cariño. Con el embarazo, la darás de si, así que la mejor solución es coger los culotes más viejos que tengas. Con los maillot o camisetas hay que hacer lo mismo hasta el punto en que la tripa gane la partida Ninguna marca se ha propuesto crear una línea para embarazadas ciclistas... ahí lo dejo.


  • Calcetines finos. Con el embarazo las venas se dilatan y los pies pagan las consecuencias hinchándose ligeramente. Las zapatillas de ciclismo van muy ajustadas por eso es mejor usar calcetines de verano y muy finos, además de no apretar demasiado los cierres.
  • Si hay análisis, no hay bici. Al cuerpo le cuestan más los esfuerzos y estar hasta las 9 (mínimo) sin desayunar lo es. Esto también es válido para el tema de las curvas de glucosa y las vacunas, es conveniente dejar pasar unas cuantas horas ya que no sabemos como va a reaccionar nuestro cuerpo.


  • Cuidado con las rodillas. El aumento de peso más la retención de líquidos hacen que estos meses las rodillas sufran más de la cuenta y hay que mimarlas un poquito, por esto mismo no recomiendo las bicis de spinning la rueda de inercia y el piñón fijo.


  • Mejor por la mañana. Pues eso mejor por la mañana, que tendremos más energía y las piernas menos hinchadas (si se hinchan).


  • Cadencia. Llevar cadencias alta es más difícil pero debemos intentarlo para no forzar las rodillas.


  • Tonificar el cuerpo. Lo suyo es alternar un día de bici con otro de tonificación para embarazadas para prepararse para el día "P" (de parto) hay quien dice que parir equivale al esfuerzo físico de un maratón... pues habrá que prepararse. Yo sigo estos consejos a falta de ir a las clases de preparación al parto http://www.championchip.cat/lliga2009/medicina/embarazo.htm
La próxima revisión es dentro de un mes y ya veremos que me dicen esta vez, que estaré mucho más avanzada

jueves, 5 de mayo de 2016

La ciclista embarazada

Hola a todos, supongo que con este título de la entrada creo que ya sabéis sobre que voy a escribir...


Hace unos meses tenía mis planes ciclistas que incluía una marcha en Londres, tenía hasta los billetes de avión cogidos y pagada la inscripción... y de repente vas a una revisión ginecológica y zasss "Oye ¿sabes que estás embarazada?". Y en ese momento te quedas en blanco... pero al salir de la consulta empiezan a dilapidarte las dudas ¿y cómo lo digo?¿justo ahora?...


Como ciclista es de sobra sabido que nuestro mundo gira entorno a la bici, nuestro amigos, por ejemplo. Lo primero que me dijeron en la consulta tras la noticia es que hasta entrar en el segundo trimestre de embarazo nada de bici... Esta claro, de salir 4 veces a la semana y quedar con gente a que no te vean el pelo... es complicado que tus compañeros de salidas no te empiecen a preguntar. Si  a todo de ello le sumas que tienes a la "Grupeta" en un grupo del Whatsapp, tampoco ayuda mucho y menos aún enterarte de sus rutas y futuras marchas... no en esos tres meses de abstinencia esto no ayuda (acabé saliendo del grupo...).


En este tiempo aproveché para buscar información sobre embarazo y ciclismo, no hay muchos artículos pero parece que hay más que hace algunos años:
http://sherides.es/embarazada-pedaleando-no/
http://www.mountainbike.es/preparacion/salud/articulo/puedo-montar-en-bici-si-estoy-embarazada
http://labicideliz.blogspot.com.es/2015/05/embarazo-y-deporte.HTML
http://5ilegalessobreruedas.blogspot.com.es/2013/06/mitos-y-consejos-para-mujeres-ciclistas_10.html


En la visita a la obstetra de las 12 semanas se lo comenté y me dio el visto bueno para pedalear "con prudencia" y me repitió lo que leí en estos enlaces. Es más me lo recomendó para paliar algunos síntomas y complicaciones del embarazo. Con el visto bueno ya he empezado a hacer mis sesiones de rodillo de momento 40 minutos con ventilador a tope y dos bidones llenos; parece que el "bicho" no se queja (se quejaron más mis posaderas...) y desde que hago rodillo duermo mucho mejor.


Hay gente (la mayoría mujeres) que cuando les dices que estás montando en bici te miran como si les nombrases al mismísimo Satán (aunque digas que es en bici estática y controlando el pulso), hay cierto "poso" popular a pensar que estar embarazada es estar enferma... y digo yo ¿si es así como se las apañaban nuestros antepasados cultivando campos y andando largas distancias?


En fin seguiremos pedaleando los dos...